quinta-feira, 10 de maio de 2007

La Sombra del Viento III

Caminábamos sin rumbo fijo, más por acostumbrarnos al paso del otro que por llegar a algún sitio. Nos refugiamos en el único tema que teníamos en común, su hermano Tomás. Bea hablaba de él como de un extraño a quien se quiere, pero apenas se conoce. Rehuía mi mirada y sonreía nerviosamente. Sentí que se arrepentía de lo que me había dicho en el claustro de la universidad, que le dolían todavía las palabras que se la comían por dentro.
—Oye, de lo que te he dicho antes —dijo de repente, sin venir a cuento— no le dirás nada a Tomás, ¿verdad?
—Claro que no. A nadie.
Rió nerviosa.
—No sé qué me ha pasado. No te ofendas, pero a veces una se siente más libre de hablarle a un extraño que a la gente que conoce. ¿Por qué será?
Me encogí de hombros.
—Probablemente porque un extraño nos ve como somos, no como quiere creer que somos.
—¿Es eso también de tu amigo Carax?
—No, eso me lo acabo de inventar para impresionarte.
—¿Y cómo me ves tú a mí?
—Como un misterio.
—Ése es el cumplido más raro que me han hecho nunca.
—No es un cumplido. Es una amenaza.
—¿Y eso?
—Los misterios hay que resolverlos, averiguar qué esconden.
—A lo mejor te decepcionas al ver lo que hay dentro.
—A lo mejor me sorprendo. Y tú también.
—Tomás no me había dicho que tuvieses tanta cara dura.
—Es que la poca que tengo, la reservo toda para ti.
—¿Por qué?
Porque me das miedo, pensé.


Último diálogo que ponho aqui do livro. Poderia pôr outras partes que me chamaram igualmente a atenção, mas se o fizesse talvez estragasse o livro a quem ainda não o leu, talvez. Talvez ponha mais uma. Era esta.

5 comentários:

Maria disse...

e a minha traduçao?:)

El-Gee disse...

gostei disto. ate parece q fui eu q escrevi (lol)

ze maria disse...

babelfish

Maria disse...

eu nem tinha tentado ler,agora q li percebi tudo (uma ou outra palavra perceberam-se no contexto) tenho de arranjar a traduçao, um livro todo nesta lingua horrivel era incapaz

Anónimo disse...

Esta é a melhor passagem do livro inteiro. Boa escolha criança!